Mi mundo es muy original, tiene una torre oscura: el cliché.

Recientemente realizado el taller de escritura creativa en la librería QuéLeo, decidimos traspasar los contenidos a un post más o menos largo y denso sobre un tema que agravia a todos los escritores novatos de fantasía, y que usualmente ignoran: sí, el cliché.

Tranquilos adeptos del mainstream, no creemos que el cliché sea malo de por sí, es solo que  muchas veces los escritores nuevos no piensan (pensamos) dos veces si la situación que acaban de crear ya ha sido utilizada muchas veces antes y rara vez reflexionan en torno a la subversión del tropo: ¿qué nuevo puedo aportar a una idea archireutilizada?

El cliché y el estereotipo

Hacemos una aclaración inicial; por cliché nos referimos a una situación o estructura tan repetida en todos los medios posibles (libros, juegos, series, películas) que la simple mención nos da una idea de lo que se va a tratar la historia y la vuelve predecible y usada. Por otro lado, el estereotipo es una caricaturización de un tipo de personaje que lo hace evidente y poco original (ejemplo: la elfa arquera, el enano hachero) llegando a extremos de exageración o simplificación máxima que te da la impresión de estar frente a un pedazo de cartón más que una persona.

Clichés más comunes en la fantasía

Si aun no has entendido a qué nos referimos, enlistaremos brevemente los clichés con los que más nos hemos encontrado al leer escritos de jóvenes novatos.

1
Un setting bajo medieval donde es común pillar caballeros, princesas, dragones, espadas, justas, reyes, espadas, caballeros, espadas…y, una que otra espada.
3
Un set de razas estándar en la que hay elfos, por supuesto, enanos y medianos. Usualmente se les cambia el nombre, pero todos sabemos que siguen siendo elfos arqueros y enanos hacheros.
Elfas arqueras. Ilustración de Rickyryan.
Elfas arqueras hermosas con poca ropa y blondos cabellos.
Ilustración de Rickyryan.
Enanos con largas barbas y poderosas hachas.
Enanos con largas barbas y poderosas hachas. Y que probablemente son buenos extrayendo minerales y joyas.

¿Han entendido la idea? sigamos.

Dentro de los más comunes hay algunos que sobrepasan su recurrencia por lo que se merecen un tratamiento especial:

  1. El Héroe.
El héroe es heroico.
El héroe es heroico.

Usualmente es un muchacho joven, de baja ralea. Campesino o porquerizo, cuyo fin último es cumplir la profecía que fue advertida casi mil años antes de que comenzara la historia. Suele ser de bajo perfil pero ¡vamos! ¡todos sabemos que es un héroe que no dudará en sacrificarse por el bien mayor! aunque siempre sobreviva en la pelea final contra el malo. Usualmente tiene un tutor de barba blanca y una party con elfos arqueros y enanos hacheros. ¡Ah! y suele ser huérfano.

                   2. El Dark Lord

Dark Lord por TheAdversaryAlliance
Dark Lord por TheAdversaryAlliance

Es un villano  100% malo cuyo único fin es la destrucción total del mundo, o el control del mundo o el sometimiento de todos. Tarde o temprano se descubre que era un niño bulleado o que nunca nadie le dio la mano en la ronda ronda. Es malo porque sufre. Usa una armadura negra. Con pinchos.

También viene en versión albino y amanerado.
También viene en versión albino y amanerado.

                    3. El síndrome del hemisferio norte

los lobos son geniales, pero ¿has visto uno alguna vez?
los lobos son geniales, pero ¿has visto uno alguna vez?

Tu historia ocurre en medio de densos bosques de coníferas cuyas mañanas oculta la niebla. En algún punto de las montañas un halcón lanza un chillido y en las tierras planas, logras oír los aullidos de esa manada de lobos que persigue a los alces. Ah, ten cuidado con esos osos. Ya, en serio ¿qué más nos vamos a encontrar en este setting? ¿gente alta y rubia? ¿aldeas llamadas Norska o Gettlandia? Bueno, es común que exista este tropo si eres del hemisferio norte (donde hay cuervos. Sí, en el sur no hay) donde lo normal es narrar tu propio ambiente.

Pero, ¿en Latinoamérica? Ya, sí, siempre es opcional lo que uno quiere escribir ¿pero no te parecería mejor escribir de lugares que te sean más conocidos? es decir, Chile tiene una variedad de flora y fauna que no tiene nada que envidiar a nuestros amigos del norte, y si estamos hablando de fantasía ¿qué tanto cuesta imaginar como era nuestra tierra antes de los pinos y eucaliptos?

                  4. Bonus track: el mapa.

Clichea: por Sarithus.
Clichea: por Sarithus.

Shame

shame

shame

No hay mucho más que decir al respecto ¿tu mapa se parece a Clichéa? entonces, tenemos una noticia para ti… cof cof cliché cof cof.


¿Qué puedo hacer?

No queremos que pienses que somos unos amargados snobs de la fantasía a los cuales nada sorprende, pero no es eso lo que somos (principalmente), sino que tratamos de ver la fantasía como un ejercicio donde la lógica prime por sobre el sinsentido o el cliché.

Nuestra palabra clave es la subversión.

Con esto nos referimos a darle una vuelta de tuerca al tropo, a lo que se repite, a lo que ya se ha visto y que todos creen que nadie puede revivir. Te invitamos a ser un nigromante de los temas manoseados, a añadir una pizca (o un montón, preferiblemente) de creatividad y genialidad a tu escrito.

 Subvertir

Las sociedades no son planas, cambian con el tiempo, evolucionan, retroceden. Una cultura es más que una suma de apostrofes, colores de piel o tipos de armas. Un ecosistema arbóreo difícilmente estará a 30 leguas de un desierto. Los reyes no siempre son amados por su pueblo, es más, la monarquía es una forma de gobierno terriblemente despótica. Si la economía es de tipo feudal o agrícola, ¿cómo esperas que haya un flujo monetario abundante?

Le cobraré monedas de oro puro a esos campesinos que producen trigo, porque soy avaro y le trabajo al re
En esta sociedad agraria, donde el trueque es la moneda de cambio, les cobraré oro puro a esos campesinos letrados, porque el plot lo exige.

Este tipo de reflexiones son necesarias en las primeras etapas de la concepción de tu mundo. Subvertir un cliché es buscarle la quinta pata al gato: si hay elfos inmortales en mi mundo, ¿habrán coexistido pacíficamente los humanos con ellos? ¿No habrían intentado mezclar las razas o someterlos? ¿qué tal si hay más de una cultura de elfos? o incluso ¿posturas filosóficas o políticas sobre la mezcla de especies? ¿ o sobre el más allá, sobre la muerte, el amor, etc?

Tomen como referencia el mundo real. Una premisa sencilla, como lo puede ser una religión, (aunque las religiones tienen pocas cosas sencillas) con el pasar de los años, la suma de población, el cambio geográfico, el avance tecnológico, etc. evoluciona de una manera brutal:

simbolos

Consideren que la tradición judeocristiana nació de una sola religión/cultura (judía) y se expandió hacia el oeste (catolicismo) para luego mutar a una más sofisticada (islam). Y eso es decir poco; tomen en cuenta cuantas fracturas y posturas hay solamente en el cristianismo.

Si hay elfos y humanos en tu mundo, las cosas se complicarían muchísimo más.

Resumen

Si quieres escribir mundos originales y profundos, evitando los clichés o subvirtiéndolos, te recomendamos aprender un mínimo de lo que sea que vayas a escribir. Aprender historia tampoco está de más.

Lamentamos no tener la panacea para el escritor novato, (estamos trabajando en ello) pero podemos invitarte a practicar un poco de la mejor manera que un escritor puede mejorar sus escritos. Sí, así es, no es leyendo páginas como esta, sino escribiendo.

Para ello, proponemos un ejercicio que busca randomizar las opciones básicas para que no salga el típico bodrio medieval con elfos arqueros y enanos hacheros:

¡ta dá!

Es la  FICHA ESTANDAR P.E.A.E.E.E.D

Ficha estandar v.2

Puedes descargarla haciendo click arriba.

Esta ficha te permite crear desde cero un esqueleto para un setting, con conflicto incluido, para que comiences un worldbuilding con características menos habituales. Debes elegir una opción en cada categoría (o no, puedes elegir las opciones que quieras) y cuando llegues al final ya tienes un escenario y un conflicto para empezar a escribir tu historia.

¡Es sencillo y hasta puede que sea divertido!


Te invitamos a que pruebes nuestra ficha, escribas un relato y nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

¿Qué te pareció el artículo?

¿Cuáles son los clichés que más odias?

¿Cuantas elfas arqueras y enanos hacheros hay en tu historia?

¿Tienes una torre oscura y una tierra sombría?

¿Fuiste al taller y quieres insultar a Mariano? ¡Adelante!


¿Quieres ganarte un libro?

Chéca esto: Thorondor me lo contó.

6 comments

  1. Muy buen aporte; proporción perfecta de humor, análisis, y crítica.
    Primer post que leo de su página, y me aseguraré de estar al tanto de ahora en adelante.
    Saludos!

    1. ¡Muchas gracias! y me alegro de que te haya gustado.
      Pretendemos ir expandiendo nuestro universo de temas, aunque siempre ligados a la literatura fantástica. Aceptamos sugerencias también.

      ¡Saludos!

  2. Que suerte que leí esto jajaja
    No he podido participar en los talleres y, aunque tengo muchas ideas para escribir, jamás había pensado en hacer un trabajo previo para crear las bases del mundo que tengo en la cabeza, pero gracias a este artículo me encuentro ordenando ya algunas ideas!

    1. En Ohtaríma nos tomamos el Worldbuilding en serio, jaja.
      Aun no sabemos si tendremos más talleres, pero en caso de haber, los anunciaremos igualmente.
      Eso sí, siempre tenemos talleres y más, en las Jornadas de Literatura Fantástica, aunque para eso, aun falta un poco.
      Me alegro de que te haya sido útil este artículo y te invitamos a seguir revisando nuestra página, cuando actualicemos más entradas, obviamente.

      ¡Saludos!

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *